LA EIB Y EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA

 Manuel Valdivia Rodríguez

pa pe pi po puE.B. es una muchacha que reside actualmente en Lima pero proviene de una familia campesina de nuestra sierra. Ella, que tiene el quechua como lengua materna pero se desenvuelve bien en castellano, me relataba sus primeras experiencias con la lectura, cuando iniciaba su escolaridad primaria en una escuela unidocente de su comunidad. Entre sonrisas me dijo esto: “Aprendí primero el “abecedario” y cuando quería leer una palabra, por ejemplo ‘casa’, yo decía ‘ce-a-ese-a’, repetía solo las letras y yo creía que eso era leer”. Mientras la escuchaba, yo pensaba con tristeza que esa anécdota sacaba  a la superficie el drama de miles de niños que hablan una lengua ancestral y asisten a escuelas que todavía se resisten a comprometerse con la educación bilingüe.

  • Lo que pesaba E.B. sobre la naturaleza de la lectura es explicable. En familias donde los padres no leen –sea porque son analfabetos o porque en sus hogares no hay necesidad de leer- los niños ignoran lo que es leer. No han visto nunca un libro o una revista y mucho menos han tenido momentos en que alguien compartiera con ellos algún relato, una canción o un poema, gozando de una experiencia que les hubiera mostrado lo que es la lectura  ¿Cómo podría nacer en ellos el deseo de leer y de aprender a hacerlo si no saben siquiera que eso existe?
  • B. comenzó por aprender el “abecedario”. Después, pasó a trabajar con un método silábico. Trazando en el aire la forma de un cartel, mencionó las series de sílabas que debía aprender:  “pa-pe-pi-po-pu / ma-me-mi-mo-mu / tas-tes-tis-tos-tus…” . Esos carteles silábicos todavía pueden ser vistos clavados en las paredes de las escuelas rurales (aunque no solo en ellas). Pero en el caso de E.B. el asunto es dramático puesto que las familias silábicas que deben memorizar los niños son familias del castellano; no del quechua.
  • Y finalmente, siendo una niña de habla quechua, L.B. debía leer palabras del castellano, como ‘casa’ o ‘sapo’ (Y no sería raro que tiempo después  “leyera”, sin comprender nada, oraciones como “mi mamá me mima” o “ese oso se asa”). Probablemente fue así porque, no obstante que la educación bilingüe tiene una antigüedad de más de tres décadas, todavía se ha mantenido tercamente la enseñanza de la lectura y escritura en castellano a niños que no lo hablan o que lo hacen en forma incipiente.

Las situaciones descritas levantan barreras a la educación de los niños hablantes de lenguas ancestrales. El traer abajo estas barreras no puede esperar la acción del gobierno, y tal vez no lo necesite, porque mucho de lo que se debe hacer está en manos de los maestros (y directores  y especialistas de las UGEL) de las escuelas rurales.

  • En cierto que los niños que crecen en un ambiente letrado tienen más posibilidades de aprender a leer, pero ello no implica que los niños pertenecientes a familias iletradas estén condenados al fracaso en cuanto a la iniciación en la lectura y escritura. Los profesores de escuelas rurales tienen recursos para compensar la carencia de la experiencias lectoras de sus niños. El MINEDU ha comenzado a distribuir libros para lectura escritos en varias lenguas ancestrales y ello da ocasión para desarrollar con los niños actividades de acercamiento a la lectura. Pero si fuera solo eso sería poco. Felizmente, además de la lectura compartida, existen múltiples procedimientos de trabajo en el aula que no dependen de material impreso pero que sí requieren del empeño de los docentes. La escuela no podrá compensar las carencias materiales que produce la pobreza, pero sí puede hacerlo en cuanto concierne a la lectura. Lo que falta es una mayor preparación de los docentes en didáctica de la lectura y la escritura.
  • En algunas lenguas ancestrales, como en quechua, por ejemplo, la enseñanza de la lectura y la escritura se ve facilitada por el hecho de que tienen escrituras transparentes, calidad que poseen en grado mayor que la escritura en castellano. Pero es preciso emplear métodos que se adecúen a sus características. Para la enseñanza en quechua –que es la lengua ancestral con más hablantes en el Perú- podemos emplear una metodología de base oracional que aprovecha plenamente la transparencia de esta escritura, pues no rehúye la decodificación que en esta lengua es más sencilla que en otras. Solo se necesita de la decisión de los docentes para avanzar por rutas distintas de las que siguen ahora en castellano y comenzar a manejar una metodología más precisa, respetuosa de las características de las lenguas.
  • Más importante que aún que lo referente al método es la necesidad de que los niños que hablan una lengua ancestral como materna aprendan a leer y escribir en esa lengua y no en una que les es totalmente ajena o que conocen apenas, como es el castellano. En el enfoque de educación bilingüe no se les niega el acceso a la lectura en castellano –como creen algunos padres de familia- sino que se afianza la posibilidad de que sean lectores eficientes en dos lenguas, la materna y la segunda. Este enfoque sigue el principio universal de que todo niño debe aprender a leer y escribir en la lengua que domina, y esto debe ser reconocido y aceptado por los maestros. Las disposiciones últimas de la DIGEIBIR/ MINEDU, que felizmente están siendo seguidas en las diversas zonas lingüísticas del país, despiertan la confianza de que en un futuro cercano los niños hablantes de lenguas ancestrales tengan maestros que dominan esas lenguas, y así el aprendizaje de la lectura y escritura transcurrirá en el ambiente que le corresponde.

La historia de E.B., que es la de muchos jóvenes, varones y mujeres, en nuestro país, no tiene que repetirse. Ella supervivió felizmente a una iniciación penosa de su escolaridad primaria, entre otros factores porque su familia migró a la capital cuando comenzaba su adolescencia, y allí consiguió culminar su secundaria; pero su caso no debe ser tomado como modelo: los niños tienen derecho a crecer y a desarrollarse en su medio, en su pueblo, en su lengua y en su cultura, sin quedar sometidos a los azares de la fortuna para culminar educación escolar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: