Recursos 3: La formación del vocabulario visual

Manuel Valdivia Rodríguez

Muchos docentes han recibido bien la serie “Recursos” para la enseñanza y aprendizaje de la lectura, que expone la metodología desarrollada en el libro URPI. Consideran que esta presentación les resulta útil para el trabajo con el primer grado de primaria y ello me anima a continuarla. Este tercer envío se ocupa de un proceso muy importante, la formación del vocabulario visual, cuya posesión ayuda a los niños para que consigan leer sin silabear y se concentren en el contenido de los textos que examinan.

Conviene recordar que el vocabulario visual de una persona está formado por las palabras que puede reconocer de un vistazo, sin recurrir a la decodificación para acceder a ellas. Los lectores diestros poseen un vocabulario visual enorme, formado a lo largo de mucho tiempo por múltiples lecturas; pero los niños no. Su vocabulario visual es escaso al comienzo y puede (debe) ser incrementado desde que comienza el aprendizaje de la lectura, y esto por obra de un trabajo sistemático de los maestros.

En la ilustración reproducimos la página 6 de URPI. Estamos, pues, en la primera unidad, pero ya es posible comenzar con el trabajo de que estamos hablando.

Los niños 1

Tomando un contacto significativo con palabras y frases

A los niños les basta ver la página para intuir el significado de las frases que se les presenta. Tras de una breve conversación, los alumnos recortan los cartelitos que se hallan al pie de la página y los pegan en el casillero correspondiente. Como ayuda tienen las frases impresas al pie de cada ilustración.

Es importante que los niños conozcan las palabras, pero es importante que las vean también  conformando frases. En castellano formamos las frases de varias maneras, una de las cuales es empleando artículos adjuntos a los sustantivos. Este ejercicio da oportunidad para que los niños reconozcan esta conformación. (Decimos “reconozcan”, porque ellos emplean en su hablar cotidiano frases del tipo ‘artículo-nombre’. Ahora, comienzan a verlas escritas).

No hemos esperado llegar a la unidad de la ‘l’ para usar estos artículos, porque estos deben ser vistos no como sílabas sino como palabras. Y en el fondo lo son: son del grupo denominado “palabras gramaticales” o “palabras funcionales”, que son distintas de las “palabras de contenido” (sustantivos, adjetivos). Siendo así, deben ser reconocidos visualmente, cumpliendo la función que les corresponde: presentar a los sustantivos.

Una actividad complementaria

Una vez que los niños han pegado los cartelitos, se puede hacer un ejercicio de pizarra que puede ser interesante.

El profesor escribe en la pizarra una frase y los niños la leen. Deben hacerlo correctamente, es decir, formando la unidad sonora: “el papá” (no “el – papá)

los el papá

El profesor escribe debajo otra frase y los niños leen las dos:

los el papá la mamá

Se hace lo mismo añadiendo una tercera frase:

los el papa la mama los niños

Pero el profesor añade una cuarta frase, que los niños no habían visto antes:

los niños completo

En este momento se puede conversar sobre las dos últimas frases, para que los alumnos reparen en la diferencia de contenido de estas frases.

La lista resultante no es extensa, pero los niños pueden leerla en forma coral y en grupos, de arriba hacia abajo. O pueden leer, una y otra vez, la frase que señale el profesor.

También se puede hacer un ejercicio distinto, de lectura en silencio, pidiendo a un niño que se adelante frente a la pizarra y señale la frase donde dice …. (el profesor menciona la frase). Este ejercicio es importante porque el niño busca la frase leyendo en silencio  y sus compañeros, que seguramente están atentos para ver cómo lo hace su compañero, leen también en silencio, esperando, como es natural, que su amigo acierte. Aquí se ve, pues, que hay maneras de inducir a la lectura en silencio.

Buscando el sentido del texto

En la siguiente página de URPI (p.7)  introducimos otro ejercicio. Los niños leen las palabras que conocen, pero cada una está dicha con un sentido especial. Leyendo la palabra y observando la imagen, los niños deben describir la situación y explicar qué es lo que dicen y por qué las personas que aparecen en las ilustraciones.

Los niños 2

Lectura de listas

Una práctica final se hace de preferencia con los niños a los que se ha identificado como menos adelantados. Se les pide que lean las listas: la del conejito, la del caracol, la del patito.  A estas alturas, no deben leer silabeando. Si tienen alguna vacilación se les ayuda para que salgan del momento difícil.

Los niños 4

Un trabajo en múltiples dimensiones

Como se habrá visto, se ha trabajado en varias dimensiones, acudiendo a la memoria, ejercitando la entonación, llamando a atención sobre asuntos de concordancia, relacionando significante con significado, examinando el contenido de las palabras. No se trata, pues, de hacer un ejercicio mecánico de fijación de la forma gráfica de las palabras, sino que se ha conseguido esto trabajando en diversas dimensiones de lo escrito.

Como los niños están comenzando recién el aprendizaje de la lectura, en URPI se trabajaba con palabras y frases. Pero se verá después, en las próximas entregas de esta serie, que es posible trabajar con oraciones y textos más amplios, pero mediante un recurso material importante: carteles léxicos. Queda esto para un artículo posterior.

Artículos relacionados:

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2014/01/28/serie-recursos-grafico-verbales-para-la-ensenanza-de-la-lectura/

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2014/01/31/recursos-1-las-laminas-motivadoras/

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2014/02/05/recurso-2-fichas-para-la-ejercitacion-de-la-familia-silabica/

Suscripción

Anuncios

2 respuestas a Recursos 3: La formación del vocabulario visual

  1. Didamia Llimpe Calderon dice:

    Maestro muchas gracias por el tema me interesa mucho porque este indicador no lo realize en el primer grado, ahora estare trabajando en el segundo grado en estos primeros meses.
    gracias que Dios lo bendiga.

  2. Manuel Valdivia Rodríguez dice:

    El segundo grado da oportunidad para revisar lo que no se consiguió en primero, felizmente con actividades más ricas porque el niño ya tiene más experiencia. saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: