LA EIB Y EL DESARROLLO COGNITIVO DE LOS NIÑOS

Manuel Valdivia Rodríguez

Bilingual...Ha llegado a Lima – seguramente en pocos ejemplares- el libro Bilingual is better[1], que posee un doble valor para nosotros: en primer lugar, toca un tema relacionado con una dinámica de lenguas que en cierto modo nos toca; en segundo lugar, ha sido escrito por dos autoras latinoamericanas que viven en Estados Unidos, donde han constituido familias bilingües: Roxana A. Soto, limeña, y Ana L. Flores, de ascendencia centro americana. Ambas son madres de niños todavía pequeños, y, preocupadas por la formación de sus hijos, en algún momento se preguntaron qué lengua debían promover en ellos, el inglés o el castellano. Tomando en cuenta su experiencia personal, ellas, plenamente bilingües, decidieron que sus pequeños debían ser bilingües también, y no sucesivamente sino desde los primeros años de sus vidas. Más aún: se inclinaron por una formación explícitamente bicultural.

Ambas autoras, que han tenido carreras brillantes en el periodismo y la producción en TV, en el año 2008 decidieron  crear un sitio en Internet, denominado SpanglishBaby.com. En pocos años, este sitio tiene ya una enorme  lectoría conformada sobre todo por padres latinoamericanos residentes en USA. La idea vertebral de este sitio es impulsar la formación bilingüe y bicultural de los niños que nacieron en ese país del norte  en el seno de familias de migrantes, hablantes de castellano.  A través de sus textos, se aprecia la convicción de que los niños de ancestro hispano deben hablar inglés pero también castellano, y en condiciones iguales. Lo dicen con fuerza  porque constatan un hecho poco menos que lamentable: muchos padres de origen latino se niegan rotundamente a que sus hijos hablen castellano porque consideran que deben aprender inglés. Son padres que piensan que esta lengua ayudará a sus hijos a insertarse mejor en el medio y que el castellano no serviría para ese mismo fin.

Roxana Soto y Ana Flores, en su libro y en su sitio web, sostienen que ser personas bilingües desde la infancia es provechoso, no solo porque esa condición permite la comunicación con familiares y amigos que hablan una u otra lengua, sino también, y sobre todo, porque hablar dos lenguas fortalece las potencialidades cognitivas de quien las emplea. A lo largo del libro ellas citan numerosos estudios contemporáneos que demuestran la extraordinaria potencia que adquiere la mente cuando se mueve en dos idiomas, potencia que los padres les niegan a sus hijos cuando intentan reducirlos al uso de una lengua, que además es ajena, y rechazan el empleo de la materna.

Con lo que dicen actualmente las ciencias, todos deberían estar convencidos de lo necesario que es para los niños conservar la lengua materna a la par que adquieren un segundo idioma. Más aun, todos debieran estar alertas sobre el perjuicio que produce dejar de lado la materna. El párrafo siguiente,  tomado del libro de R. Soto y A. Flores, lo dice con claridad:

Si se piensa en ello, cuando nosotros exponemos a los bebes a múltiples lenguas, lo que realmente estamos haciendo es ayudar a sus cerebros a absorber muchos sonidos y crear rutas para la adquisición del lenguaje, rutas que pueden servirles después en su vida. Qué tremendo obsequio; pero también qué desperdicio si nosotros no ponemos de nuestra parte la ayuda necesaria para que sus cerebros se desarrollen en esa dirección (p. 75).

Aquello contra lo que reaccionan las autoras puede tener una explicación: En USA se da una situación de diglosia: una lengua, el inglés, es considerada superior y es la que da prestigio a sus hablantes, y la otra, en este caso el castellano, es tenida por inferior, y puede ser relegada a la casa porque más allá de sus paredes sirve de poco. Más aún: es señal de la procedencia de los hablantes; así, es un estigma. Se entiende, entonces, por qué los padres de origen latinoamericano limitan el uso del castellano –y a veces lo impiden- para dar preferencia al inglés.

Al leer el libro Bilingual is better,  es imposible apagar la idea de que allí se está describiendo  una situación de diglosia que se presenta también en  los países hispanohablantes, donde coexisten con el castellano lenguas ancestrales  que comenzaron a sonar en los montes y llanos de nuestro continente mucho antes que fuera sometido a la corona española. Así se explica por qué muchos padres hablantes de lenguas indígenas desean que sus hijos aprendan a hablar castellano pero que no hablen la lengua de sus ancestros. En consecuencia, cada vez son menos los niños que hablan lenguas ancestrales, que quedan relegadas para uso de los ancianos. Esa es una de las causas de que las lenguas indígenas vayan desapareciendo cada vez más rápido.

La aspiración al castellano por parte de los padres puede ser comprendida. Detrás de ella está, agazapado,  aquel pensamiento terrible: “No quiero que mi hijo sea como yo. No quiero que sufra”. Así se explica su rechazo de lo que entienden como educación intercultural bilingüe. Toca a los profesores prestar su adhesión a la EIB y asumir sus enfoques y metodologías. La lengua indígena ha formado parte de la vida de los niños andinos y amazónicos desde antes aun que nacieran; el castellano es hablado en su entorno.  Es enteramente factible que lleguen a ser bilingües plenos y que su aprendizaje en todas las áreas sea mejor. Cómo negarles esa posibilidad, que si se hace realidad les probaría a los padres que trabajar en dos lenguas es finalmente lo mejor para sus hijos.

Suscripción a este blog
Si tiene interés por recibir un aviso cada vez que se publique un artículo en este blog, suscríbase. Basta con hacer “click” en el casillero celeste de la derecha, donde dice “Sign me up”.


[1] USA, Bilingual Readers, 2012. 254 pp.

Anuncios

9 Responses to LA EIB Y EL DESARROLLO COGNITIVO DE LOS NIÑOS

  1. anafelicia sierra martinez dice:

    Como docente me parece maravilloso el libro. De todo mi gusto

  2. renan Gorriti Delgadillo dice:

    Renán Gorriti Delgadillo, periodista y educador peruano, comenta, dic 2013:

    “Cuando los latinos en EEUU se dan cuenta que sus hijos desde las escuelas se alejaron del castellano y se hicieron “gringos” no solo con el idioma inglés sino en sus actitudes, comportamientos y estilos de vida, se lamentan. ¿Por qué? Porque para empezar se alejan entre si, el padre mastica el inglés y el hijo lo ostenta. Curiosamente, los norteamericanos cada día quieren aprender las lenguas románticas que así llaman a las humanidades en idioma español, y sacan ventaja sobre los latinos porque se convierten en bilingues. Se trata de que aprendan los dos idiomas, no solo a pronunciarlo, a entenderlo, sino a escribirlo y leerlo.”

    • Manuel Valdivia Rodríguez dice:

      Ser bilingue, en el mundo actual, es como dices: hablar y entender, pero también leer y escribir en dos lenguas. Esa es nuestra lucha aquí, en nuestro país que tanto amamos, Renán, cuando sostenemos con mucho vigor que la educación bilingue, que debe ser intercultural en el sentido de afirmar el sentimiento de pertenencia a un pueblo indígena en diálogo con los otros. Recibe un abrazo cantuteño.

  3. renan Gorriti Delgadillo dice:

    Renan Gorriti Delgadillo, añade:
    ” Los latinos que llegan a los Estados Unidos, en su mayoría son de origen rural, caso México, Honduras, Guatemala, El Salvador, Cuba. Los menos son de Argentina, Brasil, Perú, Chile, Colombia, Venezuela, etc y es por la distancia. A diferencia de los primeros, que llegan cruzando fronteras, los últimos generalmente llegan como turistas, por avión y con pasaporte, los estilos de vida y los niveles educativos como sus motivaciones, son diferentes. Lo que une los latiunoamericanos es su pasado de dominación cultural, ése “apocamiento”, actitudes y complejos de que Norte América por ser primer mundo es más desarrollado mientras que los demás son “un encuentro de tribus” en formación y sin identidad propia.
    La idea es que con la liberación del conocimiento, se pueda entender –desde la educación– que aparte de las capacidades intelectuales a adquirir cada educando con el bilinguismo, se entienda también que desde la óptica económica, los países citados son esperanza, despensa, productor de materias primas y elaboradas, alimentos, comidas orgánicas, que auxilian a los países que ahora serían “decadentes” como la Unión europea y EEUU y Canadá, en términos de crisis no solo económica. Tenemos agua, alimentos, climas, y la magia de los ecosistemas. Motivos suficientes para revalorar nuestras identidades nacionales, nuestras relaciones multipaíses sin deterioro en los términos de intercambio,dados los tratados de Libre Comercio. Lo cierto es que los avances económicos e industriales no ligan a la Escuela con la producción y productividad.

    • Manuel Valdivia Rodríguez dice:

      Excelente la distinción que haces, Renán, pues explica un comportamiento diferente de los migrantes. Me reafirma, además, en aquello que sostengo: que en una situación de diglosia, los propios hablantes de la lengua considerada inferior contribuyen a esa minusvaloación, y que la manifestación más penosa de esa actitud es el deseo de que sus hijos se concentren en el aprendizaje de la lengua segunda, la domininante. Agradezco mucho tu intervención.

  4. renan Gorriti Delgadillo dice:

    Renán Gorriti Concluye:
    Cuando un latino o un hijo de latino, nacido en EEUU, por ejemplo, se da cuenta que los empresarios de negocios en Ohio, Florida, etc. quieren y valoran más a los trabajadores bilingues que saben hablar inglés y español, y leen, escriben y entienden, interpretan e intermedian los mensajes y transacciones comerciales, es que empiezan en regresiva y urgentemente a repasar el español y gruñen y lamentan haber perdido tanto tiempo, digamos, haber desperdiciado la oportunidad que tuvieron para aprender en el momento indicado, el idioma español. Porque una cosa es aprenderlo desde pequeño y otra de viejo¡De qué me sirve el inglés ahora, -lamentan-, cuando los gringos quieren saber español para hacer sus pedidos de maca, uña de gato, y otros? Y yo que tuve la oportunidad la dejé pasar por no considerarla importante. Ahora veo cuán útil resulta para los negocios ser bilingue.
    Sin duda, una persona que sabe más de dos idiomas tiene a su vista panorámica, el saber y el conocimiento, puede ser dueño del mundo.

  5. WILMER VÁSQUEZ PAISIG dice:

    HOLA.
    EL ARTÍCULO ES INTERESANTE. EMPEZEMOS A CONCIENTIZAR A NUESTRA POBLACIÓN Y DONDE SE HABLA EL RUNASIMI Y LOS DIVERSOS DIALECTOS DE NUESTRO PERÚ DEBE SERVIR PARA UNIR A TODOS, EN EL ASPECTO INTERCULTURAL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: