LA RECITACIÓN Y EL CANTO EN EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA

Manuel Valdivia Rodríguez

niños cantandoConocemos bien la importancia que tiene el vocabulario visual para que los niños logren la necesaria fluidez en la lectura, consigan una buena entonación y puedan concentrarse en el análisis del contenido que exponen los textos que leen. Este vocabulario se enriquece con el trabajo sistemático de enseñanza y aprendizaje de la lectura[1],  y con las acciones de lectura y producción de los textos que se ejecutan en el aula cuando se desarrollan las diversas áreas curriculares[2]. Pero hay una tercera vía que, no obstante que tiene objetivos propios, apoya y fortalece la lectura inicial de los niños contribuyendo al enriquecimiento de su vocabulario visual. Esta línea está constituida por las actividades de recitación y canto, y por los juegos verbales que se valen de la lectura, tanto oral como silenciosa. Hablaremos por ahora de la recitación y el canto, dejando para otro artículo el tema de los juegos verbales:

La lectura y recitación de poemas

Lamentablemente, la lectura de poemas en las aulas infantiles es cada vez menos frecuente, no obstante que es una oportunidad de disfrute y de acercamiento a la belleza latente en los textos literarios.  Pero se la puede recuperar para bien de los niños, incluso como una manera de fortalecer sus capacidades para la lectura en general. De esto hablaremos ahora.

Para favorecer la competencia lectora que van alcanzando los niños aprovechando las virtudes de los textos poéticos, los maestros pueden valerse de la recitación, que no es sino un decir en voz alta los versos[3]. Siempre que leemos un texto en verso conviene recitarlo; en otras palabras, decirlo en alta voz o musitándolo, para para que el oído perciba la riqueza melódica creada por la selección de las palabras y la ubicación de los acentos y las pausas logradas expresamente por los poetas. Tratándose de los niños, la recitación es buena porque ellos son especialmente sensibles a la sonoridad de las frases. No será difícil, por ejemplo, que un poema como este, de Carlota Carvallo de Núñez, atraiga de inmediato a los niños:

MICHIRRITA

Michirrita, Michirrota,
mi gatita juguetona,
con los ojos de cristal;
no me muerdas,
no me arañes;
es mejor que me acompañes
y empecemos a jugar.

Igual puede suceder con este poema, de Horacio Guillén:

LA NARRANJA Y EL LIMÓN

Iban juntos de la mano
la naranja y el limón.

Se bajaron de la planta
y cruzaron el portón.

Recorrieron todo el pueblo
entonando una canción

y volvieron muy cansados
entonando una canción.

Un maestro puede recitar un poema para los niños, pero los mismos niños pueden recitarlo, y mejor si lo hacen “a coro”, es decir todos al mismo tiempo (al ‘unísono’, para emplear un término mejor. Esto quiere decir que no basta con que lo digan en alta voz, sino que se esfuercen para acompasar todas las voces, de manera que se escuchen como una sola voz colectiva.

Para que la recitación sea más fácil –y para que provea ganancias a la lectura de los niños- el texto que se va a recitar debe estar escrito en un pliego de papel, con letra de imprenta, de preferencia “script”. Podría estar también impreso en hojas personales o en una página del texto escolar que se usa, pero lo que conviene a nuestros fines es que sea presentado en un pliego grande de papel. Así será más fácil para el profesor guiar la lectura coral.

La idea es que los niños lean varias veces el poema, aprovechando variantes: Todos, o por grupos (por mesas, por filas, etc.); en voz muy alta o en voz “bajita”. Y no necesariamente en la misma sesión, pues la lectura puede ser hecha en días diferentes (Por eso es bueno que el poema esté escrito en un pliego de papel, que se expone o se guarda según el caso). Aun sin que el maestro lo disponga, cada vez que se recite el poema los niños posarán la vista en el pliego de papel y leerán el texto, aun sabiéndolo de memoria. Esta relectura tendrá como efecto que se las palabras del texto se fijen en la memoria de los niños, tanto en la forma como en el sonido, con lo cual se irá incrementando el vocabulario visual de cada uno, que es precisamente lo que buscamos.

El canto

El canto es otra actividad que se ha debilitado con el tiempo. A diferencia de antaño, en las aulas de hoy casi no se canta. No obstante que debiera formar parte de las actividades para la formación estética de los niños, no se lo incorpora en el trabajo diario. Pero podríamos intentar recuperarlo, e incluso añadirlo como una actividad que favorece el enriquecimiento del vocabulario visual.

Puede pasar con el canto lo mismo que hemos expuesto para la recitación. Valiéndose del texto de las canciones escrito en un cartel –esto es muy importante-  se puede cantar muchas veces una misma canción. Al principio, los niños cantarán en forma reiterada hasta conseguir el dominio de la melodía y el decir unísono de la letra. Y esta repetición hará que lean y lean y lean no como un ejercicio monótono sino buscando la perfección del canto coral. Al comprobar que van consiguiendo este efecto, y que el canto colectivo “suena” cada vez mejor, se sentirán estimulados para continuar.

La reiteración del canto –que da pretexto para nuevas lecturas- es necesaria incluso como ejercicio del área de Educación Artística, puesto que es preciso llegar, desde el canto sencillo en alta voz, hasta el canto en coro, que requiere que las voces concuerden en tiempos y en alturas, no para alguna presentación en público sino para que los niños aprendan a escucharse, a disciplinar su voz de modo que forme parte de un conjunto y para que disfruten así del canto ejecutado bellamente. Como el logro de estas características  requiere de un esfuerzo de atención, sirve de mucha ayuda tener la letra al frente, hecho que permite un mejoramiento insensible de la lectura.

Otra ventaja para la lectura de la recitación y el canto y el canto en grupo

En todo grupo escolar hay diferencias de nivel. Por distintas razones siempre sucede que unos niños leen mejor que otros. Esta condición puede ser aprovechada por los docentes para que la actividad ayude a los niños menos avanzados, puesto que al leer en grupo estos se apoyan en los que más saben, no solo en el reconocimiento de las palabras sino también en la entonación de las frases y oraciones. Salen adelante sin pasar ninguna angustia, puesto que la lectura de los mejores los ayuda a resolver problemas que no podrían vencer fácilmente si estuvieran solos. Se produce así una suerte de apuntalamiento siempre favorable.

Puede haber ocasión, incluso, para que el docente promueva el ejercicio en pequeños grupos (de dos, de tres o de más niños) acomodando disimuladamente niños avanzados con niños de menor progreso. Así, sin que unos ni otros lo noten, se produce una colaboración saludable para todos.

Nota sobre la colección de carteles.- A lo largo del año, se irá acumulando una colección de poemas y de canciones hecha en pliegos de papel, con lo cual será posible más adelante, cuando los poemas y canciones sean ya conocidos, pasar a un análisis del contenido[4]. Los carteles pueden ser guardados en papelógrafos y aprovechados sucesivamente para múltiples actividades (canto, recitación, copia, análisis de contenido, aclaración de vocabulario,  etc.).

  • Invitación.- Si tiene interés por los artículos de este blog, puede inscribirse al mismo. Así, cada vez que se publique un nuevo artículo usted recibirá un aviso que anuncia la publicación de dicho artículo. Entonces recibirá, sin costo alguno para usted, el anuncio respectivo en su correo electrónico. Para hacerlo, basta con hacer click en el botón que aparece en el espacio de la derecha.

[3] No estamos hablando de la ‘declamación’. La declamación es una recitación acompañada de formas de expresión corporal (mímica, gestos, desplazamientos), hecha por lo general explotando al máximo las posibilidades de la entonación y de la voz. La declamación nació como parte del teatro, pero ha quedado en las escuelas como una actividad útil sobre todo en las celebraciones.

[4] Relato una experiencia personal: Cuando cursaba “la primaria”, nuestro profesor, el querido Eduardo Valencia, hacía que los niños de su sección cantáramos en coro. Él cantaba un verso o una estrofa y nosotros repetíamos el canto. Era fácil aprender así, oralmente. Pero una vez el profesor Valencia quiso que aprendiéramos una canción de Benigno Ballón Farfán, el gran compositor arequipeño. En esa oportunidad, nosotros, todos varoncitos, cantábamos de muy mala gana aquella parte que decía “Soy sirena, encantadora, cómo no…”. Sí, pues, decir que éramos sirenas encantadoras nos llevaba al límite del disgusto. Hasta que don Eduardo se dio cuenta del problema y, matándose de risa, escribió el verso en la pizarra y nos libró de las dudas. El verso decía una especie de piropo fácil de entender: “Sois sirena, encantadora, cómo no…”. ¿Ve usted, querido lector, que también por eso es importante tener escritos los textos de poemas y canciones?

Anuncios

11 Responses to LA RECITACIÓN Y EL CANTO EN EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA

  1. andres dice:

    muy interesante felicitaciones sigas asi

  2. cecilia magdalena quedena garcia dice:

    interesante aprender recitando y cantando

  3. Miryam dice:

    me parece muy interesantante

  4. Russell dice:

    Un articulo apropiado en estos momentos aprender recitando y cantando, actividad que nutre tanto al niño, niña y adolescente como al maestro me encanta ………!

    • Manuel Valdivia Rodríguez dice:

      Sí. Es bueno que los niños y aun los adolescentes aprendan con alegría, pero sobre todo con la satisfacción de comprobar que avanzan. Combinando los momentos de trabajo concentrado con actividades menos tensas, se consigue mejores resultados. Gracias.

  5. Josefa Lora dice:

    Muy sugerente. Te felicito

  6. Anamelva dice:

    Estimado Profesor, Manuel. Son muy interesantes los artículos que publica, me son de mucha utilidad. Gracias!!!!

  7. DIANA ROMERO dice:

    Maestro, gracias por la buena información… siempre lo seguimos, a la espera de nueva información, Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: