HACIA UN MÉTODO DE BASE ORACIONAL PARA LA ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE LA LECTURA

Manuel Valdivia Rodríguez

niños conisguiendo informaciónEs curioso. Para quien se ha comprometido en la construcción de un blog –como es mi caso- no siempre es posible prever el rumbo que tomarán sus escritos. Por principio, un blog responde a la coyuntura; por eso suele parecer por momentos disperso, pues en él se toca o examina asuntos diversos, unos sin mucha relación con otros. Pero sucede a veces que un artículo conduce inevitablemente a otro y se va produciendo una cadena que responde a cierta lógica.  Eso ha sucedido con los artículos relacionados con la enseñanza y aprendizaje de la lectura, que vengo publicando desde octubre del año pasado en mi blog. Como los eslabones de esa cadena han salido a la luz en momentos distintos,  me permitirán los lectores que intente un ordenamiento de la secuencia.Me preocupaba una frase que se lee y escucha con frecuencia: “Cuando los niños decodifican no comprenden”. Esa frase, a mi juicio, es equivocada, y sería mejor decir “Cuando los niños silabean…”. Por eso escribí este artículo, para reivindicar la decodificación.  

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2012/10/07/decodificar-no-es-leer-pero-es-necesario-para-leer/

La lectura de un niño de primer grado no es igual a la lectura de un niño que termina la primaria, incluso de un niño que está en segundo grado (y, por supuesto, es distinta de la de un adulto). Como no basta con decir que los niños deben comprender el texto que leen, me pareció conveniente señalar las calidades que debiera tener la lectura de un niño que termina el primer grado. Por eso escribí el artículo siguiente:

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2012/10/24/calidad-de-la-lectura-de-los-ninos-de-primer-grado/

Un requisito fundamental para que los niños tengan éxito el aprendizaje de la lectura (y después para el desarrollo de la misma) es un buen manejo del lenguaje oral, sobre todo al hablar  pero también al escuchar. Trabajar con el lenguaje oral es, casi, una de las tareas principales de la educación inicial (y sigue siéndolo, por supuesto, en lo que sigue de la escolaridad). Como un llamado para que sea así, publiqué el artículo titulado “El lenguaje en las vísperas de la lectura”, que se halla en esta dirección.

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2011/12/22/437/

Y ya que había hablado de algo que es preliminar, me propuse fundamentar algo que es básico en el aprendizaje y desarrollo de la lectura en el primer y segundo grados de primaria: que la lectura se sustenta en tres pilares que debemos construir durante la enseñanza y aprendizaje de la misma: el vocabulario visual, las estrategias de desciframiento de palabras nuevas, y la comprensión, desde el primer instante, de los textos que se examina. Eso está en mi artículo siguiente.

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2012/10/15/tres-pilares-de-la-metodologia-para-la-ensenanza-de-la-lecturamt/

Comprender es aprehender el contenido del texto (inteligir sería una palabra mejor). Solo las oraciones portan un contenido; no las palabras sueltas, mucho menos las sílabas o las letras. Por eso, al educar la lectura inicial, hay que trabajar con oraciones. Entonces escribí este artículo titulado “La importancia de la oración en la lectura inicial”, título que resultó ser un tanto equívoco. Ha habido amigos que, en serio o en broma, me ha dicho que les pareció que hablaba de la oración como plegaria religiosa, y por supuesto pensaron que me había desviado del camino que seguía y que había entrado a un huerto ajeno. Lo malo es que no encuentro manera de cambiar el título, porque usar la frase “oración gramatical” tampoco me ayudaría a dar en el clavo. Por eso lo dejo así, con la esperanza de que este recuento deje en claro las cosas:

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2013/02/27/la-importancia-de-la-oracion-en-la-lectura-inicial/

Algunos de mis colegas profesores todavía piensan que los niños deben comenzar el aprendizaje reconociendo las “letras” (aunque no por vía del abecedario) o las sílabas o, incluso, palabras,  y que luego recién pueden pasar a leer oraciones. Como sostengo lo contrario, que se trata de un juego en que se leen oraciones y que a partir de ella se conocen los otros elementos, se me ocurrió que debía escribir este artículo de advertencia, diciendo además cómo se podía trabajar con ellas (De manera que casi sin querer abrí la puerta de la metodología):

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2013/03/12/el-trabajo-con-oraciones-desde-los-primeros-pasos-de-la-lectura/

Ya que había abierto la puerta, tenía que entrar. Entré con cierto miedo: que alguien diga que soy tradicional, que estoy dando recetas, que doy la espalda al enfoque comunicativo textual, etc. Mas, con la absoluta convicción de que me apoyo en la teoría actual, que camina actualmente por el mundo, especialmente en norteamérica (sobre todo en Canadá y USA) y en Europa, escribí este artículo que prácticamente presenta lo que podríamos llamar una metodología de base oracional para la enseñanza y aprendizaje de la lectura:

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2013/03/25/de-la-oracion-a-las-palabras-y-las-silabas/

Ya en el campo metodológico, era necesario mostrar cómo se pasa al trabajo con la escritura luego que se ha avanzado con la lectura. Por eso publiqué el artículo siguiente, con un título que dice lo que dice: que es solo una entrada al tema de la escritura, pues mucho es lo que hay que decir al respecto.

https://gacetadeeducacion.wordpress.com/2013/04/07/una-entrada-a-la-escritura/

Pero hay algo que debo aclarar de una vez: Al presentar esto que llamo una metodología de base oracional para la enseñanza de la lectura, solo voy por la vía de un trabajo rigurosamente estructurado, como debe ser parte de la didáctica que usamos. Hay, empero, otras dos vías más que convergen con la anterior: (i) una conformada por actividades que correlacionan la lectura y la escritura con el desarrollo de las otras áreas curriculares y (ii) otra que se vale del canto, la poesía y el juego. Si se transita bien por las rutas, los niños terminarán con éxito su ciclo de aprendizaje. Como sé que debo contribuir al logro de ese propósito, tengo la firme intención de continuar en mi blog con artículos sobre estos asuntos. Un día llegará que todo esto constituya un libro sobre didáctica del lenguaje, que necesariamente deberá tener capítulos más amplios y la mención de teoría que se requiera. Ese es un proyecto personal.

 

 

 

 

 

 

Una respuesta a HACIA UN MÉTODO DE BASE ORACIONAL PARA LA ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE DE LA LECTURA

  1. Javier dice:

    Excelente, no sabes todo lo que me aclaras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: