EVALUACIÓN CENSAL DE ESTUDIANTES: NO SOLO LOS PORCENTAJES; MIRAR TAMBIÉN A LOS NIÑOS

Manuel Valdivia Rodríguez

niño dando examenEl MINEDU he hecho públicos los resultados de la ECE 2012. Como han sido expuestos mediante porcentajes, los especialistas, políticos y periodistas que se refieren a ellos lo hacen tomando como referencia esos números, por momentos un tanto fríos. Pero deberíamos proceder de modo distinto, fijando la mirada en los niños y niñas escolares ocultos tras de los porcentajes.

Han sido evaluados 620 mil niños matriculados en segundo grado en escuelas de todas  las regiones del país. Según lo que expresan las cifras porcentuales, casi al término del año escolar 2012 solo 200 mil niños y poco más habían logrado los aprendizajes esperados en lectura; al borde de 300 mil se hallaban en proceso de conseguirlos (aunque no se sabe cuánto les faltaba) y cerca de  120 mil casi no leían. Esa es la terrible realidad: dos terceras partes de los niños de segundo grado se hallaban en una condición deficiente en el manejo de una capacidad fundamental para la continuación de su escolaridad. Si lo que sucede en el segundo grado sirve para pronosticar cómo será el futuro escolar, ese futuro es bastante complicado para la mayoría de esos niños, dado que las exigencias van aumentado y que, en lo que resta de la educación primaria, no se acostumbra hacer una enseñanza explícita de la lectura.

Después de leer los resultados de la ECE 2012, cabe una pregunta: ¿Es este un problema que aparece recién? No. Lo grave del caso es que esa situación se viene repitiendo año tras año desde no se sabe cuándo. Todas las evaluaciones que se han hecho desde el 2007 hasta ahora han mostrado que, cada año, la gran mayoría de los niños culmina lo que ahora es el tercer ciclo con un saber apenas elemental en cuanto a lectura. Algunos repiten de grado (parte de los que están en Nivel 0); los otros pasan, pero la mayoría con un desempeño  endeble de la lectura.

Miremos nuevamente las cifras tomando en cuenta los resultados de las últimas evaluaciones. Asumamos que cada año, redondeando la cifra, son  600 mil niños los que  se hallan en segundo grado. Deduciendo las cantidades a partir de los porcentajes que resumen las evaluaciones nacionales, en el año 2007 medio millón de niños (84%) no habían alcanzado los aprendizajes esperados. Después, hasta hoy, los porcentajes han ido disminuyendo pero las cifras en números naturales has sido siempre inmensas.

Ahora, en este mes de abril, más de 600 mil niños están haciendo sus pininos en el primer grado y una cifra similar están comenzando el segundo: un millón doscientos mil en total. Estamos a tiempo todavía para que consigan los aprendizajes que deben, y remontar con ello las cifras que tanto nos alteran el ánimo. Al país, como totalidad, le será muy difícil mejorar rotundamente los porcentajes nacionales: hay muchos factores que conspiran en contra. Pero las regiones, que son ámbitos menores, cada uno con características más conocidas, pueden proponerse metas exigentes. Moquegua, Tacna, Arequipa, no pueden dormirse en sus laureles y contentarse con los índices alcanzados;  y así todas las regiones, que deben definir sus metas con la mira más alta, midiendo sus posibilidades frente a las realidades que confrontan. Quienes no tienen esa libertad, sin embargo, son las instituciones educativas: no pueden decir, por ejemplo, “Hemos logrado el 45%; vamos a proponernos un 50%”. Para bien o para mal, las instituciones deben comprometerse con logros totales. Y más aún, los docentes del tercer ciclo de EBR.

Pero sería equivocado concentrarnos en el primer y segundo grados. Tenemos un gran compromiso con los niños mayores, especialmente con aquellos cuya educación –lo sabemos- tiene pies de barro. Son tres millones y medio los que se hallan matriculados entre el tercer y sexto grados, la mayoría de los cuales empezaron mal, a juzgar por las ECE anteriores. Estando ya en grados superiores, ellos necesitan todavía una mayor atención. Aunque no se ha evaluado a niños de grados superiores ni contamos tampoco con estudios longitudinales, podemos sospechar que, con inicios tan débiles, el progreso ha sido insuficiente para la mayoría. En el fondo es toda la educación primaria la que la que debe ponernos en estado de alerta.

Anuncios

7 respuestas a EVALUACIÓN CENSAL DE ESTUDIANTES: NO SOLO LOS PORCENTAJES; MIRAR TAMBIÉN A LOS NIÑOS

  1. Anamelva dice:

    Es cierto que en el universo de la nación no se visualiza grandes avances, sin embargo, a nivel micro, algunas instituciones educativas se logra ver avances significativos. Hoy presencie un informe de una institución en Pachacútec. Esos logros fueron alentadores y hasta satisfactorios, pues se vio el entusiasmo por comprometerse en mejorar sus desempeños, entre otros aspectos. Creo que es un buen inicio para intentar mejorar y llegar a la meta ddeseada. Ahora si puedo repetir la frase “el Perú esta avanzando” pese a sus limitaciones.

    • Manuel Valdivia Rodríguez dice:

      Saludos, Anamelva. Tiene razón. Hay profesores que se están esforzando.Entre ellos, los del PRONAFCAP de San Marcos. ¿Por qué no fomenta una reunión de los profesores de escuelas cercanas para comentar los resultados? Que conversen sobre sus logros, sobre cómo lo hicieron (Y también sobre sus problemas. Pueden salir soluciones ya experimentadas). Ahora, como los resultados solo los conoce cada institución educativa, todo permanece muy en secreto. Hay que abrir eso. Buen trabajo futuro.

      • Hérmenes Milanio Rodríguez Castro dice:

        La evaluación nos muestra la realidad concreta pr la que atravieza la Educación en nuestro Perú: producto del olvido y postergación de los gobiernos, para dar prioridad a una educación científica, tecnológic y de calidad, cuyos contenidos preparen a los niños y niñas para ser autónomos, autodidáctas, polifacéticos y politécnicos, con una curricula mejorada y acorde con los intereses del desarrollo de nuestr patria.

  2. maria del carmen dice:

    Prof Manuel muy buen comentario usted nos enseño a trabajar con los niños del III ciclo en la especialización de San Marcos damos todo de nosotras pero en casa los niños y niñas no tiene el gran apoyo de los padres ¿Cómo hacemos que esos padres se involucren para el aprendizaje de sus hijos?

  3. María Elena dice:

    Qué importante decir “mirar a los niños”, y ante ellos darnos cuenta del grave daño que representa el uso de metodologìas inadecuadas por un gran porcentaje de docentes que no acaban de entender que solamente mirando a los niños y partiendo de sus características e intereses lograremos cambiar esta situación. Si vemos logros y avances en determinados contextos, nos daremos cuenta que es el espíritu del docente y un óptimo perfil personal y acadèmico el que favorece estos avances que lamentablemente no se dan en la proporción que quisiéramos. Qué importante como usted sugiere, sería conversar, compartir e intercambiar experiencias positivas que ayuden a que nuestros niños logren los aprendizajes en los ambientes favorables que nos toca promover y que ellos merecen.

    • Maria del Pilar Canales Rivas dice:

      En realidad se tendrán cambios significativos cuando se asuma con responsabilidad y haya un cambio de actitud por parte de los docentes en relación al trabajo que realizan en el aula con sus estudiantes.
      Desde la emergencia educativa se viene dando diversas capacitaciones a nivel nacional y por diversas entidades públicas y privadas con el propósito de tener mejores resultados en la comprensión y producción de textos. Los docentes asisten a estas capacitaciones, reciben el material, expresan compromisos pero ¿cuál es la cruda realidad? al retornar a sus aulas la mayoría de los que se capacitaron continúan con la misma práctica de antes, no planifican sus sesiones de aprendizaje lo que los lleva a improvisar la sesión, a no utilizar materiales, a realizar sesiones poco motivadoras y sin considerar los intereses de los niños y niñas que tienen a su cargo.
      Cómo hacerles entender a nuestros colegas que nosotros somos los facilitadores para que nuestrso estudiantes logren sus aprendizajes y en este caso debemos partir de situaciones comunicativas autenticas que despierten el interés en nuestros niños y niñas por la lectura y escritura. Generar en el aula un clima de confianza para que ellos puedan crear, expresarse, leer, producir libre y creativamente.
      Debemos asumir con mucha responsabilidad nuestra labor de maestros.

  4. Manuel Valdivia Rodríguez dice:

    Entiendo tu molestia, María del Pilar. Las cosas mejoran tan lentamente que uno hasta se decepciona. Pero no queda otra que seguir, en bien de los niños. Tenemos que conseguir que más maestros se incorporen a los esfuerzos, y alentarlos para que no se desanimen frente a la incuria de los demás. Felizmente, ahora hay más personas preocupadas. Saludos cordiales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: